Las Preguntas Correctas

Cuando llevas a cabo un emprendimiento o desarrollas tu negocio, siempre debe quedar espacio para seguir cuestionándote el modelo que llevas a cabo, si hay espacio de mejoras en la forma en cómo vendes, en cómo desarrollas tus actividades, en conocer si tu cliente ha cambiado en sus preferencias.

Es cómo cuando siendo niños, nos preguntamos por todo, pues estamos buscando satisfacer nuestra curiosidad y así usar esa información como experiencia previa para todo lo que hagamos.

Esa curiosidad es la que no debemos perder nunca. Por ello, te planteamos te hagas las 5 preguntas poderosas que siempre deben estar en tu mente:


¿Quién es tu cliente?

¿Qué ofreces como oferta de valor?

¿Cómo llevas a cabo ello?

¿Dónde lo realizas?

¿Cuánto esperas ganar?


Si llevas a cabo este ejercicio periódicamente, podrás siempre desarrollar una respuesta que se somete a tu consideración oportunamente. Si es que alguna de las respuestas no es tan sólida o deja espacio a alguna duda, es necesario que te detengas allí, profundices ese punto y luego adoptes medidas.


Las preguntas serán correctas, si te las haces oportunamente y te las respondes con criterio amplio que busca siempre oportunidades de mejora.






5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo